jueves, 14 de junio de 2012

ENTRE REJAS


3 comentarios:

Marisa dijo...

Que por mayo era, por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor,
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba el albor.
Matómela un ballestero;
déle Dios mal galardón.

Romance del prisionero.- Anónimo

Me gustan esas sombras que has captado, atrapando la luz del día y el caminar de la libertad.

Un abrazo, Manuel.

Jesús dijo...

Bonita composición, bien vista y expuesta a ese juego de luces y sombras.

Saludos.

Ignacio Santana dijo...

Hola, Manuel!!!...interesante y sugerente fotografía, muy bien vista.

Hoy he podido dedicar el día a saludar y disfrutar de los trabajos de l@s amig@s que , como tú, me siguen y apoyan incondicionalmente...muchas gracias, de verdad!!!

Un gran abrazo, y mil gracias por tus palabras!!! ;)