viernes, 5 de julio de 2013

INQUILINO


1 comentario:

Luis Serrano dijo...

No podía ser de otro modo. Con una flor como esta lo más normal es que siempre haya alguien que quiera vivir esa sensación de placidez y color.
Un abrazo Manuel